Septiembre 10

Septiembre comenzó…
Inevitablemente.

Al principio en forma de brotecitos incipientes en los sauces y ahora perfumando con jazmines las veredas de la ciudad y los pasillos de la facultad. En esta época las columnas del patio se cubren de sus flores de un color inmaculado, casi tan sutil a los sentidos como una tímida mano nacarada que la arranca para acercársela al rostro y sentir esa mágica sensación de frescura que solo este mes genera en los momentos de la gente.
Hay momentos únicos ahí afuera. Un rayo de sol que se proyecta entre las nubes y un río de oro que besa la madera de los botes y ahí está, ese segundo entre la abstracción de lo mágico, y los elementos de lo cotidiano, esa espejada realidad sin ruido donde la esencia de las cosas se manifiesta en energía pura que atraviesa los cuerpos y podemos sentirnos parte del universo, como la mas absurda partícula o como el mas grande planeta del cosmos. Vinculados en un plano existencial cuya infinitud resulta incomprensible para la mayoría, pero que esta tan manifiesta como la verdad misma, como el viento.Creo que la primavera produce a nivel físico y psicológico, cambios tan importantes como los que experimenta nuestro entorno natural.
La primavera es energía pura y manifiesta pero tan incontenible e irrefrenable como las sensaciones en los corazón. Habemos personas en el mundo que transitan 3 primaveras, no solo la que inicia el 21 de Septiembre, sino que también transitamos la juventud, es decir, la primavera de la vida misma y a su vez una primavera a escala universal, cuyas consecuencias no se manifiestan en la simple existencia consistente en pasar tiempo frente a ordenadores, alienados y vendiendo fuerza de trabajo a cambio de una cantidad irrisoria de dinero. Yo hablo de solo sentir, todo el tiempo, todo el universo en un momento, único, mágico entre todos los momentos.

Faber.

Fotografía gentileza de Antonella.

Anuncios

Momentos…

 

En esta rápida realidad de fríos gélidos y tardes de junio, nada de tiempo existe ya para detenerse a pensar. Sumadas las horas laborales y académicas poco tiempo libre existe para vivir. De hecho el piloto automático de mi realidad cotidiana avanza por calles donde como baches, subidas y bajadas, demasiadas cosas estimulan mis sentidos de una u otra forma.
Es así como después de rendir un examen, trabajar 10 horas diarias, comer de forma poco ordenada, comprar chocolates, tomar whisky, abrigarme, ir a ver un recital de la mosca o ver como river desciende a la “B Nacional” no son mas que momentos, donde sentir es todo lo que puedo hacer y si queda algo de tiempo detenerse a pensar detenidamente la enorme cantidad de cosas que pasan.
Pero hay un momento especial, único entre todos los momentos, con magia y tiempo detenido. Un momento de libertad, de desnudez total de mis sentidos, en el que me dejo sumergir la profundidad inmensa de tus ojos para entender como es sentirse embelesado.

25 de Mayo y todo lo que eso conlleva.

Es interesante que cuando los tiempos apremian, nos cuesta hacernos un espacio para hacer una observación respecto a la fecha patria del 25 de Mayo, pero me parece interesante mencionar algunas cositas respectivas a esa fecha.
En la semana de Mayo en Argentina es poco común que el común de la gente use la insignia albiceleste en el pecho, hasta me he topado con personas que me preguntan ¿estas usando escarapela? cuando es evidente que si, y entiendo que la pregunta en realidad es ¿porque la estas usando? y aún así me parece muy raro que me lo pregunten, es decir ¿por que debería ser extraño que alguien utilice una escarapela en la semana de mayo? Por otro lado, cabe destacar lo genial de las fechas patrias, es decir los niños de la primaria ataviados como vendedores de velas y las niñas como negritas mazamorreras, es muy genial observar que se mantiene vivo el espíritu de esta fecha patria, ademas estos actos representan fielmente la realidad de la época. Irónicamente hablando porsupuesto.
No obstante, si encontré mi momento para recordar la fecha, intimamente al menos. En el estudio donde trabajo me regalaron un “cuaderno gordo” con numeros importantes, direcciones de email, etc. La curiosidad es que cada tanto, entre las hojas se encuentra una diferente, es decir, a modo de señalador en el cual mencionan fechas patrias y curiosidades respectivas a esas fechas. El asunto es que me topé con una referida a la fecha, y si bien historiográficamente es bastante “didáctica” en cuanto a los hechos, al menos sirvió para recordar a los miembros de la primera junta, y pasarle un plumero a los ideales revolucionarios de 1810. No para tenerlos en cuenta hoy, obviamente eso no pasa en ningún nivel de nuestra sociedad pobre de altruistas ideologías, pero al menos esta bueno para recordar que este pais hoy tan carente de líderes e ideas revolucionarias en algún momento de la historia construyó sus cimientos sobre valores que si bien hoy día parecen anticuados, deberíamos reveer antes de quejarnos por el país que tenemos y mirar al norte o a europa como modelos a seguir.

 

Faber.

Maldita sea tu batata.

En esta ciudad hay copadas panaderías, en la calle Alberdi hay una donde te atienden de forma muy genial y venden unas facturas redondas con crema y dulce de leche pero adentro de la masa tienen una barra de chocolate, por mas sorprendente que parezca. Yo la primera vez que comí una de esas facturas pensé que era mi imagnacion, entonces comí otra y efectivamente corroboré que tenían un pedazo de chocolate muy interesante. Pero en la 9 de Julio hay una sucursal de otra panadería muy conocida que queda a media cuadra de casa y si bien las facturas no suelen destacarse demasiado, son de esas panaderías donde te ceden una bandejas y unas pinzas para que vos eligas a tu antojo la cantidad, la forma y las características propias de cada factura, desde las clásicas moñito con mermelada y crema, como las croissant, las redonditas que tienen una rodaja de manzana arriba y los cañoncitos y las de hojaldre y dulce de leche y azúcar impalpable que tanta culpa da a las personitas que apuntan al standard de belleza.
Pero en muy pocas panaderías encontramos pasteles enormes y almibarados como me gustan a mi. No obstante, desde las profundidades mas argentas de mis entrañas nacionalistas, tengo un odio a los pasteles de dulce de batata. Explicaciones lógicas no existen, de hecho tampoco es un problema con el dulce, es decir, el dulce por si solo no es feo, pero el hecho de morder un pastel y encontrarme con que en su interior tiene dulce de batata saca lo peor de mi.
El único lugar donde fabrican esos pasteles de membrillo y batata (not recommended) es en una panadería cerca de la facultad. Siempre me trataron mal en esa panadería. Cada vez que iba me encontraba con el terrible humor de la señora mayor que atiende y me decía ¿que querés? ¿cuanto querés? todo el tiempo y yo me encontraba en la difícil decisión de pensar rápido y veía todas las posibilidades detrás de un vidrio y no había ni bandeja ni pinzas, entonces trataba de tranquilizarme y señalárle a través del vidrio mientras le decía dame dos de éstas, dos de éstas, una de éstas y me apuraba diciéndome ¿¿cuantas querés una docena?? y yo pensaba ¿¿porque no pueden ser once o trece?? y era todo muy difícil hasta que elegía las facturas y me iba con la irrevocable decisión de nunca mas volver.
Pero hace algún tiempo y con un amigo reincidí, es decir, volví a entrar a esa panadería pero esta vez no participé de la elección de las facturas un poco para evitar que me coaccionen a elegir rápido una variedad exacta en una cantidad exacta que se encuentre dentro de un extraño sistema duodecimal y sus potencias o raíces. Entonces no solo noté que la señora grande que atiende trataba mucho mejor a mi amigo que a mí, sino que ademas visualicé el molde de los enormes pasteles almibarados diferenciados por sector entre los de batata y los de membrillo. Me apresuré a pedir 3 de membrillo, lo que significaba un desafío a mi capacidad estomacal y mordí el primero con muchas ganas. Fue entonces cuando mi cara empalideció perdiendo todo resabio de buena onda cuando mis papilas gustativas preparadas psicológicamente con anterioridad para sentir el sabor del membrillo, terminan confundiéndose y frustrándome. Como si fuera poco volví tres veces a la panadería y las tres veces  la vieja me vendió, batata por membrillo. 😦

Faber.

Magic moment

Pude ver concretado el sueño de Septiembre una tarde de Mayo.
Tu rostro brillante, sonriéndome desde la hierba, tus dedos tibios y tus labios mas míos que nunca. Era el lugar perfecto, nuestro lugar, nuestro pedazo de tierra y sol y besos tímidos. Concreta materialización de una realidad que parecía nacida de mis mas utópicos sueños, esos en los que hablaba el silencioso deseo de besarte.
Recuerdo que caminamos abrazados y sonriendo por el puerto. Subimos las escaleras con los pasos sincronizados, como si fuéramos uno y llegamos a la punta del muelle. Miramos hacia la isla con la vista perdida, te rodeé con mis brazos y te recostaste sobre mi, refugiándote de los duendes del viento que bailaban con tu pelo suelto.
Siempre mirábamos hacia la isla, siempre terminábamos la tarde con un beso en el muelle. Era instintivo. Llegaba un momento del día en que nuestros pasos nos guiaban sin pensar subiendo las escaleras como si fuésemos uno, para despedir el sol.
Vimos los pájaros sobre el río, rasgando el cielo con su vuelo al sudeste sin dejar de abrazarnos y recordamos el pool y la playa, y las primeras miradas. El “Demprosoc” y sus altas dosis, G&G y nuestra casa con troncos y rocas, la central, Tadeo y su eterna sonrisa. Y pisamos los cadáveres de tus fantasmas y mis miedos, de mis inseguridades y tus lágrimas escondidas en cajitas negras, y me contaste del universo en la cajita verde. Sonriendo en nuestra locura de poder brillar y caminando por la vereda como si el tiempo se hubiese detenido en nuestro tiempo de relojes detenidos para poder sentir, sin pensar.
Me despediste en la puerta de la facultad, recuerdo cuanto me costó soltar tu mano, las dos veces. Como si despidiera una parte de mi mientras el plateado rostro de la luna se enredaba entre los raquíticos dedos del fresno.

Faber.

Hellow World y otras cositas.

    Hola mundo! todo es subjetivo, diría para comenzar & n’joy life! Pero no sería correcto, entonces tengo que decirles que gracias por venir, esto es un poco de algo nuevo que estoy haciendo y espero que les guste. Creo que es un poco mejor que lo de antes, estaría genial que todo lo sea, es genial cuando todo lo es.
Con respecto a las cosas que van a leer, son locas, pero apuntan a un determinado grupo de gente que podrá entender el mensaje, dejando de lado sin culpa a aquellos que no lo logren entender, o en el mejor de los casos no lo compartan.

Nos vemos por ahí. 🙂

Faber.